standard

Dikembe Mutombo tiene cuatro semanas y media para salvar el mundo

Dicen que podría ser el juego del año y no lo dudamos. Es gratuito, para navegadores, y nos pone a los mandos de uno de los pivots más mediáticos de la NBA en los años noventa. Es un juego realizado por encargo, para promocionar el desodorante que usan los ONVRES grandes, negros y que huelen mal, suponemos. Pero es que el juego es lo puto mejor que vas a encontrarte sin pagar en, posiblemente, todo el mundo. ¡Y algo tienes que hacer mientras estás en el paro, coño! Que tampoco puedes estar todo el día masturbándote, joder. Si quieres jugarlo, aquí. Si tienes dudas, mira, mira.

Comentar